All posts by CarlosF

Albuquerque, New Mexico

Emigrar, de nuevo, no es un proceso fácil, nunca lo es. Pero esta vez si es para rato, esperamos. La vida nos trae ahora a Albuquerque, Nuevo Mexico, donde Alex está estudiando su Maestría en Arquitectura y yo estoy evaluando mis oportunidades y tratando de tomar lo que la vida me presente. Ya tengo 225+ días aquí, Alex un poco más.

Albuquerque es una ciudad pequeña, suficientemente pequeña para dar montones de oportunidades, pero también sus limitaciones al no ser el centro de innovación en muchas areas. Los mayores empleadores en el estado/ciudad son principalmente: The Military, Goverment, y Goverment Technology Contractors.

 

Primeros 100 días de Panamá

The view
View from the Apt.

Emigrar no es un proceso fácil, implica dejar muchas cosas, no solo ropa, objetos y comodidad, también es dejar familia, amistades, redes, costumbres, conocimiento de tu entorno e inclusive planes de largo plazo. El proceso de emigración puede fácilmente ser un proceso traumático, de pérdida y duelo, de sentirse sin una base donde pisar. Es un proceso de mucha incertidumbre, en el que he aprendido que es necesario mantener una actitud positiva para poder mantenerse a flote y creer fervientemente que el futuro será mejor, el mindset debe ser siempre ese, o fácilmente sufrir las consecuencias de la desmotivación. Mi emigración fue relativamente fácil en algunos aspectos: ya tenía familia en Panamá, tengo la nacionalidad panameña y tenía sitio donde quedarme por lo menos temporalmente mientras me adaptaba, pero eso no significa que fue menos traumático y que no me tuve que desprender de muchos aspectos de mi vida, se podría decir que me fui en “easy mode” y por eso fui muy afortunado. El objetivo de este post es un simple glimpse a lo que han sido estos días. Extrañar algunas cosas es natural, pero la nostalgia es aveces perenne. Se muy bien que el cambio fue para mejor y lo sabía desde día que dije: “Compremos los pasajes”.

Primeros días – La llegada y la búsqueda de rumbo

Al pisar tierra panameña no tenía idea de qué iba a hacer con mi vida, llegué sin ningún prospecto de trabajo, con desconocimiento de la realidad salarial e inmobiliaria, ese fue mi primer error como emigrante: no tener cuidado en investigar con más detalle sobre la realidad del país al que me mudaba. Sabía que tenía familia, que tenía donde quedarme temporalmente y que poco a poco iría resolviendo las cosas siempre y cuando mantuviese buena actitud, mente positiva y un espíritu proactivo, además sabía que podía confiar en mi red familiar hasta cierto punto. Si no hubiese sido por el apoyo y el mindset apropiado, habría fracasado de manera rotunda. Desde el primer día tuve el apoyo familiar que necesité y por eso doy gracias.
Sin embargo, no sabía qué haría con mi vida, solo sabía que había logrado salir de Venezuela y que cualquier cosa que hiciera implicaría una mejor calidad de vida que la que tenía anteriormente. Comencé modificando mi CV al estilo de la ciudad, reordenando información, agregando datos, eliminando otros, tratando de blend-in en el estilo tan americano de presentar la información, contrastado con el estilo caribeño más informal y menos explicativo de no necesitar decir qué habías hecho, sino solo cuando, al que estaba acostumbrado. Envié y subí mi CV a varias decenas de páginas y trabajos, realmente no habían muchas plazas para trabajos que me interesaran y encontré el primer choque con la realidad: nadie pagaba lo que yo esperaba que me pagaran, los sueldos en Panamá son bajos y sobrevivir como inmigrante (uno que no tiene “nada”) con esos sueldos, por lo menos en el entry-level, es cuasi imposible a menos que estés dispuesto a disminuir tu calidad de vida, por lo menos por un par de meses o años.

Aprendiendo de Panamá – Trabajo y esperanza

A pesar de estar apoyado por mis 5 Tíos de sangre, Tías y Tíos políticos y de cariño, y conocidos en general de la familia, conseguir trabajo fue un proceso un poco complicado aunque rápido. Panamá se mueve en gran parte por contactos, por ser una ciudad tan pequeña todos se conocen y es la dinámica que se ha establecido en básicamente todos los aspectos de la vida. Panamá es un pañuelo. A pesar de eso, es posible lograr conseguir trabajo, pero mucho más difícil.
Eventualmente logré conseguir trabajo gracias a recomendaciones y el trabajo me dio estabilidad, una rutina y un propósito, le dio un significado distinto a mi estadía hasta ese momento en el país. Ya no se veía todo tan complicado, veía posibilidades y un futuro un poco más cierto. Logré estar tranquilo, pero aun con mucha incertidumbre sobre el futuro, sobre qué haría más adelante y si llegaría a poder ahorrar suficiente dinero para tener un safety net in case of any endeavour that I’d wish to do in the future, ya que mi visión inicial era que Panamá es un lugar de paso, principalmente por el hecho de que planeaba una maestría en algún otro lugar.

Antes de estar trabajando no me había dado cuenta de lo inútil que me sentía al no poder hacer nada durante el día más que esperar respuesta de algún potencial empleador, y la frustración de no poder hacer nada al respecto más que enviar mi CV, llenar formularios y buscar plazas disponibles, por lo menos esas eran las únicas cosas que realmente dependían directamente de mi.

Establecido – Lo inesperado y la búsqueda (y encuentro) de la felicidad

Ya empleado, el próximo paso era conseguir donde vivir. Los alquileres en Panamá son muy elevados y fuera de mi presupuesto por completo a pesar de “ganar bien” para alguien en mi contexto. Investigué apartamentos y habitaciones, pero la mayoría de los que encontramos nos gustaban a mi Madre y a mi, además de no estar en nuestro rango de precios. Mi Madre buscó también y eventualmente una de sus mejores amigas nos contó que su hija se iba pronto a los EEUU y que nos podía alquilar el apartamento donde ella vivía a precio solidario por lo menos por un tiempo, hemos tenido una suerte increíble. Fuimos a ver el apartamento y nos encantó: una tremenda vista, amplio, ya amoblado, muy céntrico, pero ese y los siguientes momentos que surgieron a raíz de ver el apartamento, no fueron “as expected”: a partir de ahí sucedió algo que no pensé que podría suceder en este momento de mi vida y menos en el contexto en el que sucedió.

Conocí a Alex, una mujer increíble que ha sido un game-changer en mi vida al igual que yo en la de ella. Ella es la hija de la amiga de mi Madre que nos iba a alquilar el apartamento, curiosamente hemos tenido varias oportunidades de conocernos pero nunca hemos coincidido, extraño porque la amistad entre mi Madre y su amiga sobrepasa mi tiempo de vida. Recientemente a Alex le diagnosticaron erróneamente Lymphoma, pero un análisis más exhaustivo determinó que realmente era una rara enfermedad autoinmune llamada Kikuchi-Fujimoto Disease, benigna y no mortal excepto en contados casos. Planeaba irse a su ciudad natal, Nuevo México, a tratarse el Lymphoma y más adelante hacer una segunda Maestría en la UNM, era esa la razón por la que nos iba a alquilar el apartamento, pero el cambio del diagnóstico y el hecho de conocernos ha significado que irse a Nuevo México a vivir no es algo que está en sus planes del corto plazo, y aunque definitivamente se irá a hacer su Maestría, se quedará en Panamá por lo menos unos 9 meses. No queremos estar separados por la distancia,  por eso va a quedarse unos meses más acá en Panamá, conmigo, y redactando la tesis de la 1era Maestría, por eso estoy agradecido con ella. Por mi lado, esto le ha dado un nuevo significado a mi vida: Inicialmente Panamá para mi era un “lugar de paso” en el cual no tenía ninguna expectativa de ningún tipo más allá del monetario y tal vez conseguir algo que me ayudara a crecer en mi carrera, planeaba trabajar un par de años aquí, ahorrar, y luego seguir mi rumbo a hacer una Maestría, probablemente en Europa o algún país que ofreciera oportunidades de quedarme. Ese plan se mantiene en términos generales, pero mis planes ahora incluyen a Alex, no imagino una vida en la que ella no sea una parte esencial. Los primeros 100 días han dejado un saldo completamente positivo, se han abierto oportunidades y hay muchas posibilidades de crecer. No se qué haré en los próximos años, pero me siento con la confianza de decir que Alex y yo haremos un camino propio, juntos.

Hapiness
Us

El Congreso Ciudadano

María Corina Machado y Antonio Ledezma, en conjunto con Voluntad Popular, COPEI, Bandera Roja y 15 partidos más, anunciaron el pasado 12 de agosto un nuevo proyecto: El Congreso Ciudadano. A pesar de ser un conjunto disonante de ideologías (como MCM y Bandera Roja), este surge con una actitud distinta y fresca a las actividades actuales de la oposición, busca darle visibilidad, activismo e inclusión a la oposición, contrario a lo que venía haciendo la Mesa de la Unidad, por lo menos en la opinión pública.

Esta nueva iniciativa surge como consecuencia de que la Mesa de la Unidad no ha tenido los logros que la oposición ha querido y de que ya es hora de reconfigurarla o renovarla. La renuncia de Ramón Guillermo Aveledo pareció ser el inicio de una reconfiguración, pero aparentemente no fue suficiente.

El Congreso Ciudadano no cuenta con el apoyo de toda la dirigencia opositora, inclusive algunas facciones les pareciera incomodar, ya que los principales proponentes ya tienen un liderazgo que le hace sombra a Henrique Capriles Radonski. Al principal líder opositor actual no le interesa el Congreso Ciudadano, y por motivos obvios: no le conviene que surja una visión y liderazgo alternativo dentro de la oposición que pueda opacar su imagen, y su partido, Primer Justicia, opina igual que él. Su actitud ante este liderazgo ha sido visible desde el poco apoyo y crítica a “#LaSalida”.

Hay intentos de boicot de esta iniciativa, desde las “encerronas” ya se veía poco apoyo a este nuevo proyecto y las críticas a esta nueva actividad lo demuestran. La única manera de atacar al congreso es diciendo que no se incluyen a todos los sectores, el gobierno no cuestionará “la voz de los ciudadanos”, especialmente si el congreso se realiza en sectores populares o en las regiones del país. Aveledo la critica de la única manera que puede ser atacada esta asamblea: “no representa a toda la sociedad civil” dice el ex Secretario General de la MUD, posición curiosa, cuando las decisiones de la alianza opositora que él dirigió tampoco lo hacían (si no hubiese ganado más elecciones).

El Congreso Ciudadano parece ser una alternativa viable a la MUD dado el escenario político actual. Esta especie de Asamblea Ciudadana les dará la oportunidad a sus creadores de impulsarse como líderes de la oposición, líderes activos, mostrándose preocupados por los problemas de población venezolana, pero lo más importante: les puede permitir posicionarse de facto como principales líderes de la oposición. Servirá de tribuna para exponer públicamente los problemas que el gobierno trata de despreciar como temas de poca importancia y trascendencia, como los temas de materia cambiaria y del precio de la gasolina.

Entre los temas que se proponen discutir es el de una Constituyente, tema delicado que pudiese volverse contra la oposición: conseguir una constitución peor de la ya existente, con mayor concentración de poder en el Poder Ejecutivo, o pudiese ser el motivante para castigar al gobierno de Maduro, que está en sus peores momentos de popularidad. El timing de la discusión y de la proposición deberá ser preciso.

El mensaje del Congreso Ciudadano es claro, activo e incluyente: un Futuro para Todos. Algunas palabras claves en el discurso son: “Venezuela libre soberana unida y democrática”, “Movimiento de movimientos”, “Reconciliación”, “Proyecto de País” y “Reconstrucción”. Bajo una modalidad de Asambleas abiertas este mensaje contrastará con el poco activismo y dinamismo que ha tenido la MUD en los últimos meses y al de HCR, donde su propuesta ha sido poco clara, no ha motivado a la oposición a mantenerse activa y no han logrado aglutinar a toda la oposición bajo una sola bandera, inclusive llegando a atacar a algunos sectores.

Este tipo de actividades son las que permiten mantener una oposición activa, en vez de dividirla, la une. Las críticas de estas actividades solo alimentan la duda y la capacidad real que tienen algunos personajes de ser líderes de la oposición y de sus intereses reales.

En la Mesa se sientan unos pocos, pero en el Congreso se reúnen todos.

Una Visión Austriaca de la Inflación en Venezuela

La inflación la definimos como la variación positiva de los precios, causada por una depreciación del valor del dinero. Wieser (1893) plantea que el valor del dinero está explicado por la Teoría del Valor Subjetivo: el valor de un bien está fijado por la necesidad y la capacidad de usarlo como medio de intercambio. Los precios son los resultantes de la interacción entre individuos en un mercado donde las valoraciones subjetivas son las fijadoras de los precios. Los individuos valoran los bpienes según su uso.

El precio del dinero es la valoración subjetiva que se le da a la capacidad de compra futura de bienes, su valor subjetivo es cuantificado por la utilidad marginal de los bienes por los que se intercambiará en el futuro (Wieser, 1893). Esta valoración será usada a través del tiempo como marco de referencia, entonces los precios de mañana estarán basados en los de hoy, los de hoy en los de ayer, y los de ayer en el día anterior y así sucesivamente. En el inicio de esta serie de referencias está el inicio del uso del dinero como medio de intercambio y no como bien de consumo. Mises (1953) muestra que la relación causal de los precios de ayer y los de hoy debe ser desechada, ya que no existe tal relación, solo es un marco de referencia, no es un sistema mecánico, ya que el valor del dinero dependerá de la valoración subjetiva del individuo en el presente.

Mises (1953) plantea que el valor objetivo de intercambio del dinero está basado en la valoración original que se le dio al objeto utilizado como dinero, esto quiere decir que el dinero debió tener un valor originalmente y no ser un bien sin valor, así apoyando la hipótesis de Menger (1871) del origen del dinero y demostrando el error de los planteamientos de que el origen del dinero partió de un acuerdo general de otorgarle un valor ficticio a un bien sin ningún uso real. Esta definición es válida tanto para el dinero fiduciario como para el dinero mercancía, ya que su valor está basado en su función como medio de intercambio.

Cuando aumenta la cantidad de dinero en la sociedad, la consecuencia inmediata es la disminución de la utilidad marginal del dinero para ella, esto genera que se demanden más intensivamente bienes y se ofrezca más dinero por los bienes que se quieren adquirir (Mises, 1953). El resultado de esta dinámica claramente es el aumento de los precios, i.e. el valor objetivo del dinero disminuye. Pero hay que aclarar que las variaciones de precios, causadas por el aumento en la cantidad del dinero, no son mecánicas, no tienen una relación directa. Contrario a los planteamientos de Fisher (1911) y otros defensores del planteamiento modernos de la Teoría Cuantitativa del Dinero, hay que tomar en cuenta que el dinero no es una unidad de medida objetiva como la distancia o el tiempo, es una unidad de medida subjetiva, como ya se ha explicado en párrafos anteriores. Asumir que la relación es inversamente proporcional entre la cantidad del dinero y los precios es aplicar un análisis estático a un sistema dinámico (Mises, 1953.) y por ende es errónea la suposición.

Lo realmente importante son las causas del aumento de la cantidad de dinero en la sociedad. ¿Qué lo genera?, o una pregunta más importante: ¿Quién? Mises (1953) muestra que es el Estado quien tiene la capacidad de influenciar en el valor de intercambio objetivo del dinero aumentando o disminuyendo la cantidad de dinero, especialmente cuando el dinero es fiduciario, pero el impacto en la sociedad y en la valoración que se le dé al dinero no es predecible. Los únicos beneficiados de una pérdida del valor objetivo del dinero son el Estado y los deudores, estos últimos solo cuando la depreciación no es esperada.

“El inflacionismo es una política monetaria que busca incrementar la cantidad de dinero”
– Ludwig von Mises (1953)

El gobierno emite moneda y generará inflación sobre los bienes que compra, este nuevo ingreso de quienes le vendieron bienes al gobierno se traslada a otros bienes y así sucesivamente, la inflación se genera a aquellos bienes que los individuos compren con mayor intensividad, los bienes que son menos comprados no deben tener un aumento similar de los precios, el impacto inflacionario no será uniforme ni simultaneo. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) trata de ser un indicador de las variaciones de los precios de esos bienes que se compran con mayor intensidad, aunque no refleje completamente las variaciones de precios ni las variaciones en las valoraciones subjetivas de los individuos de la sociedad, pero su utilidad es indudable. En el caso de Venezuela el INPC ha aumentado en los últimos 12 años en 1603.08% (Banco Central de Venezuela, 2014).

El gobierno venezolano ha aplicado políticas inflacionarias durante más de una década, la liquidez monetaria en los últimos 12 años ha tenido un comportamiento exponencial. La liquidez monetaria, medida con el agregado monetario M2, se ha expandido 8062% desde Enero del 2002 hasta Febrero del 2014, pasando de 15,864MM Bs. a 1,294,976MM Bs. (Banco Central de Venezuela, 2014).

Si bien los agregados monetarios no son suficientes para explicar la inflación, ya que la relación no es proporcional, se sabe que la expansión de la cantidad de dinero tiene un impacto en los precios. Venezuela es un ejemplo claro de ese impacto. Y aunque no es posible cuantificar ni probar empíricamente cual ha sido la variación real de la valoración del dinero en Venezuela, es claro que una de las causas principales ha sido la expansión monetaria.

“La inflación hizo que fuese posible dirigir la furia de la gente hacia los ‘especuladores’ y los ‘explotadores’ ” – Ludwig von Mises (1953)

Para el gobierno siempre será más fácil imprimir dinero que negociar préstamos o atreverse a subir los impuestos (Mises 1953). Lo hará porque culpar a otros de los efectos de sus actos es fácil, la cita de arriba lo expresa claramente. Curiosamente el discurso del gobierno en la actualidad dice exactamente eso: culpa a los especuladores y a los explotadores de sus irresponsables políticas monetarias inflacionistas.

Una de las razones por las algunos defienden la expansión monetaria suele ser que esta estimula la producción. Mises (1953) muestra que la depreciación del dinero no estimula la producción, por lo menos no directamente. Lo que puede suceder es una redistribución del ingreso que favorezca a las personas con mayores recursos y negativamente a los de menos recursos: el efecto directo es el abaratamiento de los costos de los salarios, i.e. una caída en los salarios reales, eso favorece a los dueños de los medios de producción ya que uno de sus requerimientos (la mano de obra) se abarata.

Eso no es una política monetaria que ayude a la sociedad, sus beneficios son solo aparentes ya que realmente se beneficia a un sector de la sociedad a costa de otro. Los objetivos reales de la devaluación de la moneda según Mises (1949) son los siguientes:

  1. Preservar la altura de la tasa de los salarios nominales o inclusive crear las condiciones requeridas para su incremento posterior, mientras que los salarios reales realmente disminuyen.
  2. Hacer que los precios de los bienes, especialmente los bienes de los productos agrícolas, se incrementen en términos de la moneda doméstica, o por lo menos, detener su caída.
  3. Favorecer a los deudores a expensas de los acreedores
  4. Fomentar las exportaciones y reducir las importaciones
  5. Atraer turistas extranjeros y hacer más costoso (en términos de moneda doméstica) a los ciudadanos del propio país visitar otros países.

“Cuando los gobiernos no creen necesario ajustar sus gastos de acuerdo a sus ingresos y se atribuyen a sí mismos el derecho de generar déficit al emitir dinero, su ideología es meramente un absolutismo disfrazado” – Ludwig von Mises (1953)

Mises explica claramente la situación actual a pesar de haber escrito esas líneas hace más de 60 años atrás. Lo que él plantea que sigue a ese análisis es catastrófico: la depreciación del valor del dinero puede ser más rápida que su incremento. Una inflación continua puede llevar al colapso de la economía. Afortunadamente eso no ha ocurrido en Venezuela, por ahora.

Bibliografía
Banco Central de Venezuela. (2014). Información Estadística. Obtenido de http://www.bcv.org.ve
Fisher, I. (1911). The Purchasing Power of the Money. New York: The MacMillan Company.
Menger, C. (1871). Principles of Economics.
von Mises, L. (1949). Human Action – A Treatise On Economics (Cuarta ed.). San Francisco: Fox & Wilkes.
von Mises, L. (1953). The Theory of Money and Credit. New Haven: Yale University Press.
von Wieser, F. (1893). Natural Value. Londres: McMillan.

El enemigo eres tú

A veces creemos, consciente o inconscientemente, que el interés de quien está en el gobierno es protegernos, proveernos de bienes y servicios básicos y asegurar que nuestra calidad de vida no se deteriore. A veces, pecamos de inocentes. Olvidamos que quienes están en el gobierno, son personas como tú y como yo, con nuestros mismos valores o con otros, decentes o tal vez no, personas que a veces se equivocan, que tienen intereses propios y que esos intereses no necesariamente son los de la sociedad, que al final son humanos.

La motivación ideal para aspirar formar parte del gobierno, es hacer el bien por nuestra sociedad, mejorar la situación actual, solucionar problemas esenciales y lograr que avancemos a un futuro mejor. Eso es lo que sería un burócrata ideal, aquel que trata que avancemos como sociedad.  Es decir, idealmente, quien intenta llegar al poder es aquel que quiere lograr el bien común. Pero esto tiene un problema: el poder.

La frase célebre de Lord Acton en 1887 lo deja bastante claro:

 “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente.”

Una persona que quiera hacer el bien, luchará con todas sus fuerzas para hacer el bien, y buscará la mayor cantidad de poder para hacer ese bien, y en el camino se dará cuenta que está imponiendo su voluntad sobre las de otros. Se corrompió. El interés último de cualquier persona que posea el poder, es mantenerse en el poder para hacer lo que él considera “el bien”, y para lograrlo debe expandir su capacidad de coercer a otras personas, para que estas hagan lo que él que piensa que es correcto, es decir, lo que él desee. El problema que se genera a partir de esa dinámica es la siguiente: Si no aceptas su visión, no quieres hacer el bien, no quieres que avancemos, eres una persona que desea quitarlo del poder.

Por eso, el enemigo, eres tú.